Hello world!

El Poder de los Valores en el Siglo XXI
por Cecilia Tofanari
Es un orgullo y un honor para mí poder contarles esta historia y ver como realmente se cumple la primera de las creencias que Louise Hay menciona en su libro Ud. Puede Sanar Su Vida.
Esta es: LO QUE DAMOS, RECIBIMOS. Ella dice que esto siempre es así, nos guste o no, y que esta premisa no fue creada para hacer sentir culpable a nadie, sino para que tomemos el mando de nuestra vida y nos hagamos responsables. Esta palabra, RESPONSABLE significa “HABILIDAD PARA RESPONDER” y es una maravilla saber esto, puesto que, la responsabilidad muchas veces se piensa o se vive también como una carga. Sin embargo, es algo fantástico porque nos da la pauta de las elecciones que podemos hacer en nuestras vidas. Y si hoy elijo algo porque me parece correcto, o bueno, o me gusta, o creo que será el camino a mi éxito, o lo que sea, tengo que saber también y con toda tranquilidad que, si a mitad de camino no resultó como pensaba, PUEDO ELEGIR CAMBIARLO!!!! y la habilidad para responder es ésta capacidad de responderNOS a nosotros mismos que tenemos la libertad de darnos cuenta que algo de lo que elegimos no nos gustó o no nos convino, entonces no tenemos porque seguir llevándolo adelante, si mi creencia es, por ejemplo: “SI EMPEZASTE ALGO, LO TENES QUE TERMINAR” o “NO SE PUEDE ESTAR “PICOTEANDO” UN MONTÓN DE COSAS Y NO DEFINIRSE POR UNA” y cualquier otra creencia que tenga que ver con no poder cambiar de opinión.
Luego de esta pequeña introducción, que me pareció buena para recordarles, paso a contarles esta historia que la vivencié desde mi niñez en casa de mis padres. No se asusten que esta historia de mi niñez es de las positivas, pues no todo fue malo.
Mi padre tiene 78 años y aparenta por lo menos 6 o 7 menos de los que tiene, practica la filosofía de Louise Hay (algo que para mi es un orgullo), es jubilado y aun así continúa trabajando, no por necesidad económica sino por gusto, porque es un ser vital y movedizo que no puede “jubilarse” de la vida, como le digo siempre. Su trabajo es el de siempre, maneja su TAXI desde que yo nací, hace 44 años, y de tanto en tanto alguna persona deja olvidado en el asiento trasero algún objeto: desde paraguas, papeles, revistas, bolsas, cajas de zapatos, relojes, etc. Todos aquellos objetos que mi padre encuentra al final del día de trabajo, que es cuando revisa su coche y en general las cosas están caídas al piso, y tienen algún dato de su dueño, siempre los devolvió, puesto que consideraba que eran importantes para esa persona. Muchas de las veces que ha ido a devolver objetos, previo arreglo con su dueño, ni siquiera le han dado las gracias, y otras le han ofrecido atenciones que nunca aceptó.
Hete aquí que a cuento de esto, hace un tiempo cuando terminó de trabajar estaba limpiando su coche y al pasar la mano por el asiento de atrás, notó algo duro, metió los dedos entre el respaldo y el asiento y encontró un teléfono celular de ultima generación, color negro, que se mimetizó con el tapizado. Estuvo un gran rato tratando de entender este aparato, puesto que él tiene un celular muy simple, para tratar de encontrar un teléfono en la agenda que lo comunicara con alguna persona conocida del dueño del celular, hasta que encontró un contacto y se comunicó. Le explicó a la persona la situación y esta persona desconfió, entendible dadas las actuales circunstancias de inseguridad. Mas tarde, al seguir investigando logró ingresar a los mensajes de texto y leyó uno de los mensajes recibidos donde figuraba un nombre, que por decantación debería ser el del dueño del teléfono. Volvió a contactar a la misma persona, le dijo el nombre, y reconoció que era un amigo suyo y le dijo a mi padre que le iba a comunicar que se contactara con él. .
En ese ínterin, mi padre lo comentó con algunos de los vecinos que conoce de toda la vida, y le empezaron a dar ideas de lo que podía hacer con el teléfono para sacar provecho y dinero, y mi padre no estuvo de acuerdo y se rieron de el diciéndole: SEGURO QUE DIOS TE VA A AYUDAR.
Cuando finalmente lo contactó el dueño del teléfono, no tuvo este señor suficientes palabras de agradecimiento para con mi padre, quedaron en que lo pasaba a buscar y cuando vino y mi padre le entregó el teléfono, el señor le contó que lo había comprado hacia 3 días y que lo había pagado mas de 1000 pesos y que como estaba en medio de algunos problemas personales, no se dio cuenta de que lo había perdido. Le dijo a mi padre que por todas las molestias que se había tomado le aceptara una atención; saco un fajo de billetes del bolsillo y se los extendió. Inmediatamente, mi padre se negó a tomarlo contestándole: “NO, POR FAVOR, YO HICE LO QUE TENIA QUE HACER”
¿¿Fin de la historia?? .. ¡¡¡No!!! Pasó una semana, durante la cual mi padre y mi madre siguieron con sus vidas normalmente. Desde toda la vida, mi padre ha jugado números a la lotería por diversión, ganando muy pocas veces y poco dinero, puesto que invierte poca plata en esto, cuando cumplimos años, cuando alguien tiene un sueño, etc.
Esta vez le tocaba el turno a los números de la chapa patente de su auto, esas cabalas que nunca voy a entender. Las chapas patentes tienen 3 números y esa noche salieron los 3 en el primer premio!!!! O sea que ganó las 3 cifras como le dicen en la jerga quinielera, y mi padre gano 4000 pesos!!!!
Yo me emocioné mucho cuando me lo contó, no tanto por el dinero, que fue a parar a pagar cuentas pendientes que tenía, pero que fue útil igual, sino por este regalo del Universo por el bien que él le había hecho a este señor al devolverle su teléfono. Y VAYA SI DIOS LO AYUDÓ, la ironía de los vecinos se cumplió, y esto es porque como dice Louise, el subconsciente no tiene sentido del humor, y lo que dijeron ellos en forma sarcástica la mente lo procesó tal como lo recibió. Otra enseñanza que vemos que realmente es así y se cumple.
Por haberme inculcado mis padres estas creencias, yo he sufrido mucho en otro momento de mi vida, como los vecinos, hubo mucha gente y amigos, y compañeros de colegio que se han reído de mí, por no querer copiarme en un examen, por no tomar cosas que no son de mi propiedad, por respetar lo que pide otra persona, etc. y me he sentido muy sola, hasta que comencé a quererme a mí misma y a seleccionar cuales creencias conservaba y cuales no, por supuesto que he conservado creer en valores como la honestidad, el respeto por el otro, el compromiso, la verdad, la justicia y muchos otros y aunque también me he equivocado mucho, siempre han prevalecido y hoy los llevo con mucho orgullo y tranquilidad en mi corazón.
En este camino que elegí en mi vida he aprendido mucho y voy a seguir aprendiendo hasta el último día de mi vida. Cuando en cualquiera de mis actividades grupales algún alumno pregunta por algún material de Louise Hay que no consiguen en las librerías, muchas veces antes de que yo conteste que quizás este agotado, algún otro comenta que se lo puede “bajar” de Internet, que están todas las cintas, y hasta los libros, lo mismo cuando comencé a proyectar la película nueva de Louise a principios del 2008, mucha gente me pedía si le podía hacer una copia, y yo por supuesto les decía que no, que tenían que esperar hasta que saliera a la venta en español, y medio en chiste me insistían: “Pero nadie se va a dar cuenta” y yo realmente me horrorizaba de solo pensar que estas personas decían que estaban “practicando” la filosofía de Louise Hay. No hace mucho tiempo descubrí que habían “tomado prestadas” las direcciones de correo electrónico de los miembros del Grupo Oficial de la filosofía de Louise Hay de Yahoo del cual soy moderadora, muchas de las cuales me llamaron contándome que habían recibido una información cuando ellos no la habían solicitado. Supongo que los miembros de mi grupo son un buen target para que el “tomador” hiciera su publicidad. Pensé en ese momento: “Cuanta inseguridad tiene que tener una persona para no creerse merecedora de que lo que hace es lo suficientemente bueno para atraer a sus propios contactos o ¿quizás fue comodidad?” En fin, solo los bendije con amor y los dejé libres.
Puedo entender que esto que digo haga sentir mal o enojados a muchos de los lectores, pero así las cosas, yo digo lo que pienso y no pretendo que me den la razón, todos estamos sujetos a la misma premisa: LO QUE DAMOS RECIBIMOS.
Para ir dándole una conclusión al articulo, me gustaría contarles lo que Louise Hay dice sobre la prosperidad y la pobreza en su video Recibiendo Prosperidad, que proyecto en el taller de Abundancia todos los años y que es muy interesante refrescar en estos tiempos de piratería en Internet y en las calles que muchas personas inocentemente apoyan, sin saber las consecuencias a futuro.
Louise dice que a ella le encanta usar la imagen del océano para hablar de la abundancia, y que es muy útil imaginarnos frente al mar con un recipiente en las manos, notar que recipiente elegimos tener, un dedal, una cuchara, una taza, una jarra, un balde, una bañera o una tubería de conducción. Recuerden, dice Louise que el recipiente es su conciencia y que no importa cuales son nuestros orígenes, ni las creencias de nuestros padres sobre la abundancia, porque lo que importa es la propia conciencia, y siempre podemos cambiar nuestra conciencia, porque podemos escoger pensar y creer sobre la prosperidad algo diferente solo cuando podamos creer en nuestra capacidad para merecerla.
El punto es poder aceptar, dice nuestra maestra, cuando no tenemos algo que deseamos, en algún plano de nuestra conciencia no nos permitimos aceptarlo. Y la vida esta aquí para nosotros, pues estamos vivos leyendo este artículo, está para apoyarnos en lo que queramos creer. Recordemos, dice Louise, lo que damos se nos devuelve, de manera que si somos mezquinos con la vida, la vida será mezquina con nosotros. Así de simple. Si le robamos a la vida, la vida nos robará. Y sabemos que robar en los supermercados no es bueno. Llevarse clips de la oficina o hacer las fotocopias personales allí, no es juego limpio.
Yo le agrego ahora y para adaptarlo a esta época, bajar de Internet información con derecho de autor: música, libros, películas no es juego limpio. Copiar películas de un DVD original o música de un CD original para no pagar el precio no es juego limpio. Escribir un libro cortando y pegando material de otro autor sin citar la fuente no es juego limpio. Enseñar o ponerse al frente de personas sin tener la habilitación correspondiente para el caso no es juego limpio (sobre todo que se esta tratando con personas, no son objetos ni cosas con las que podemos jugar a la maestra) Y así podríamos seguir con muchas cosas mas, que para mucha gente es tan normal y cotidiano, pero así también será lo que les vuelva.
Continúa enseñando Louise, diciendo que no es juego limpio porque sigue siendo lo mismo….lo que damos, recibimos. Lo que le estamos diciendo al Universo al hacer esto es: “Yo no puedo pagar estas cosas, no tengo capacidad para ganar ese dinero, por lo tanto tengo que robárselas a alguien” y esto es una manera de pensar en términos de pobreza. Esto nunca, jamás nos va a crear prosperidad. La vida esta aquí para nosotros. Hay una abundancia tan grande en este planeta y a veces solamente nos concentramos en nuestras carencias.
Sabiamente Louise dice que en el planeta hay una absoluta abundancia de dinero. Hay tanto dinero que ni siquiera podemos contarlo, y que es verdad que hay personas que tienen muy poco, pero eso es por falta de conciencia, es creer que no se lo merecen, es no poder aceptarlo. Aquello en lo que nos concentramos, se multiplica, así que, tenemos que tener cuidado de no concentrarnos en las deudas, en apropiarnos de cosas ajenas, en las carencias, y en cosas negativas, porque esto será lo que aumente.
Yo creo que hay que pensar en las personas que han podido producir y hacer estas cosas, y ser respetuosos con ellos, ellos han invertido mucho tiempo y dinero en poder lograrlo, para luego poder ofrecerlo a otros, compartirlo y tener sus ganancias por sus logros, sabiduría, creatividad, confianza, y éxito.
Y en lugar de crear una relación positiva con lo que nos gustaría tener o hacer, creemos que somos “vivos” o que “nadie se va a dar cuenta” en vez de tratar de hacer algo realmente bueno con nuestras vidas.
Louise dice que todo lo que tenemos en la vida es un reflejo de lo que creemos merecer, y que estemos donde estemos en nuestro crecimiento, es solo un pensamiento, y un pensamiento se puede cambiar.
Entonces, si no deseo sentir que voy a perder el dinero o que no lo voy a tener, tengo que empezar a pensar y creer que se me provee de todo con abundancia, que soy una persona capaz, que siempre puedo crearme lo que necesito y que estoy a salvo en todo momento. Esto lo tengo que hacer de forma deliberada, dice Louise, porque cada uno es el único que piensa en su propia mente.
Yo llego a la conclusión que sabiendo esto, entonces se termina la necesidad de culpar a otros por las cosas que nos pasan a nosotros, y volvemos a ser responsables de nuestras elecciones, de lo que deseamos pensar y creer.
El dinero es energía. Es un intercambio de servicios. Y nada más. No tiene otro significado en si mismo. Es materia, es forma y todo lo que nosotros le atribuimos, completa Louise.
Siempre hay alguien ofreciendo lo que yo necesito. Esta es una buena afirmación para no temer sobre tus propias capacidades.
Siempre agradezcamos lo que tenemos, mucho o poco, porque si nos concentramos en nuestras carencias el Universo solo entiende que queremos más carencias y eso es lo que nos va a dar. No copien, no roben, no pirateen; ahorren dinero y cómprense lo que tengan ganas y ESTO es lo que les traerá la prosperidad que están esperando hace tanto tiempo
Realmente espero con el corazón, que este artículo les sirva para ser tan abundantes como desean, hay suficiente para todos, y no hay competencia alguna. Cada uno de nosotros nos merecemos lo mejor y somos magnificas y divinas expresiones de la vida.
Y como siempre les digo, somos seres humanos imperfectos, cosas negativas vamos a experimentar, pero el resto del tiempo ¡¡¡PÁSENLA LO MEJOR POSIBLE!!!elcome to WordPress.com. This is your first post. Edit or delete it and start blogging!

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

2 Responses to Hello world!

  1. bibina1 says:

    Buenisimoooo. La sigo a Louise hace muchos años y he aplicado mucho sus enseñanzas, a veces me salgo del camino, entonces me perdono y retomo. Pienso que estas historias son hermosas y muy necesarias para comprender dia a dia como funciona el Universo y nuestros pensamientos.Ademas sentir que todos somos uno. Gracias

  2. bibina1 says:

    Reblogueó esto en Bibina1's Blogy comentado:

    Todos somos uno.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s